Los cierres para collar en los accesorios para niños

Publicado el 08.07.2016 06:07 en Entretenimiento

 

Es común comprarle a los niños pulseras o cualquier accesorio que luzca divertido y llamativo, las primeras cosas que se suelen tomar en cuenta a la hora de hacer la compra son el diseño, color, material, sin embargo a veces obviamos un pequeño pero importante punto y es el tipo de cierre para collar que llevan las prendas, un punto que no deberíamos pasar por alto, de eso dependerá en gran medida que los pequeños los pierdan, conserven o evitar un posible daño y ruptura de la pieza así como de la mano del pequeño, vemos por qué.

Las pulseras para niños ¿deben ser fáciles o difíciles de quitar?

Lo que hay que tener claro a la hora de empezar a considerar la premisa anterior es que casi todos los tipos de cierre para collar requieren un mínimo de destreza y precisión para su ajuste, son pocos los que son sumamente fáciles de poner y quitar, y con toda razón, no tendría sentido la existencia de un cierre que se abra muy sencillo ya que conlleva un latente riesgo de perder la pieza.

Ahora bien, las pulseras para niños, bien pensadas no suelen traer cierres para evitar la complicación a los pequeños de ponerse algo que no pueden manejar con facilidad, dándoles cierta independencia a la hora de querer usar alguna sin necesidad de depender o esperar a que sus padres les ayuden, para la mayoría de los padres también es de agrado esto a pero otros, por el contrario, no les gusta la idea de que su hijo pueda quitarse la pulsera en cualquier momento y dejarla olvidada en algún lugar. De aquí el hecho de pensar cuando beneficia una pulsera elástica, generalmente elaborada en nylon o una pulsera que no estire pero tenga un cierre de collar.

La mayoría de las pulseras para niños de bajo coste están hechas sin cierre, pensando en que son compradas para satisfacer el gusto de los pequeños que las usan y al no tener un valor monetario muy alto, su posible pérdida no será algo que cause colores de cabeza a los padres más que el hecho de haber perdido algo. Cuando se trata de pulseras que tienen mayor valor, económico o sentimental y se quiere reducir el riesgo de pérdida, es mejor que tenga un cierre difícil de abrir por el niño, para que no pueda estarse quitándosela o poniéndosela a cada rato y por ende tener un posible olvido de la misma, como adicional hay que aclararle al pequeño que lo que usa es algo valioso que no debe andar forzando, sin embargo como consejo personal, deberíamos evitar que los niños lleven este tipo de cosas, por el riesgo que conlleva.

También existen pulseras que tienen cierres magnéticos, más fáciles de manejar que los tradicionales, en este caso serían ideales para aquellos pequeños que ya se sienten casi adultos y quieren abrochar o desabrochar sus accesorios de la misma manera como lo hacen sus padres.

TAGS: cierre para collar pulseras para niños